Twitter Linkedin You Tube Vimeo Slideshare
Pax# Advising
Noticias
Las 4 etapas del duelo en Turismo

Estamos en unas semanas de reflexión, de adaptación, de gestión de la incertidumbre, y por qué no decirlo, de temor o miedo.

El mundo está cambiando, y el llamado de atención que está representando el amigo COVID-19, nos obliga a repensar paradigmas, formas de operar, comportamientos, mercados, y desde ya, nuestros propios hábitos.

El turismo está sufriendo un gran cimbronazo, y en parte, estamos transitando un duelo. Una pérdida de lo que conocíamos como actividad turística, que devendrá en una transformación, pequeña, grande; diminuta, o profunda, ahora es pronto para aventurarlo.

En un duelo, hay varias fases, podríamos comenzar con la ya famosa negación; que se traduce en pensamientos como: “Ese virus no va a llegar a mi mercado”; “Esto sólo pasa a los Chinos”; “En unos días esto se normalizará”… Evidentemente, luego el paso del tiempo, y la propia realidad, nos pone en otro escenario y lugar.

Luego sigue la etapa del enojo o la ira, dado que nuestros planes, proyectos, o inseparables rutinas, se ven irremediablemente modificadas. Por ello aflora cierta rabia, incomodidad, tensión y emociones que nos bloquean, y al mismo tiempo, nos quitan energía. De hecho, algunas personas aprovechan para buscar culpables, acordarse de la familia de supuestos responsables, y tirar pelotas fuera invocando las plagas de Egipto.

Esta energía, lejos de ser positiva, es transmitida también a las personas que tenemos a nuestra alrededor, transmitimos noticias trágicas (sean verdaderas o no), propagamos pesimismo, y buscamos sentirnos víctimas entre todos los desfavorecidos.  

Más tarde, llega la etapa de la duda y hasta una curiosa negociación interna, intentando discriminar si los hechos son graves o no, si el cambio tendrá la profundidad que implique un quiebre en nuestro “sistema operativo” y de supervivencia. Nos debatimos entre recetas milagrosas de redención, recuperación, y resucitación. Incluimos escenarios hipotéticos, utilizamos mucho los verbos potenciales, el “hubiera sido”, y un largo etcétera de hechos eventuales y sin fundamento.

Llega entonces, un momento de depresión, de sensación de vacío, de tener que comenzar de nuevo, de aceptación de los hechos, y de “frio”  en nuestros bolsillos, antiguas relaciones, y vínculos. El entorno nos dice que si, efectivamente, el cambio es hoy, y es inminente. Nos llega el mensaje que esto no era pasajero, que es definitivo, y representa un gran desafío de cambio, y adaptación, y que hay que hacerlo rápido, hay que hacerlo ya. Hay que tener el valor de afrontarlo, para sobrevivir, y adaptarse a esta nueva circunstancia.

(Esta etapa es crucial, y es muy muy muy importante que pase lo más rápido posible. Hay que superar esta depresión o tristeza y moverse de lugar. De lo contrario, se hace crónico, y este tipo de duelo provocará entonces hábitos insanos, contrarios a nuestro bienestar y crecimiento; y entraremos en un bucle de difícil salida).

Pasado todo esto, llega la necesaria etapa de aceptación de la pérdida, del nuevo escenario, de recuperar la frescura, la alegría, incluso recurriendo al humor negro. Y finalmente, llega la responsabilidad, la capacidad de ofrecer una respuesta ante el nuevo escenario, y reaccionar, de influir, y hasta ser persuasivo y ágil frente al cambio.

¿Tú en qué etapa estás?

Desde ya este es un orden de fases y emociones un tanto típico, pero no necesariamente es el que todos podemos experimentar, habrá personas que, desde ya, se salten alguna etapa, otros que les cambien el orden, y otros que tarden bastante más tiempo en unas, que otras, o se detengan más en un punto en particular.

Lo importante, es que la nueva circunstancia nos obliga a movernos de lugar. Nos invita (de forma coercitiva… si…) a implementar estrategias, a improvisar, a crear, fantasear, gestionar recursos escasos, y visionar alternativas.

Por más que no acertemos a la primera, hay que permitirse la posibilidad de equivocación, hay que potenciar la capacidad de crear y modificar las formas en las que aportamos Valor a la sociedad, y construimos ese escenario conjunto más positivo, inclusivo y equitativo.

El equipo de Pax# está transitando este camino, si nos ayudas; el camino será mejor y más entretenido ;-P

Nos vemos en la próxima comunicación, o por LinkedIN

Un fuerte abrazo; Ánimo!,

(Ya estamos más cerca de lograrlo!)




Ver más noticias (+)
es
Pax# Advising
en