Twitter Linkedin You Tube Vimeo Slideshare
Pax# Advising
Noticias
PAX# EXPERIENCES | Oasis en medio de un desierto

Hay muchas cosas que se dicen acerca de El Salvador en los portales de noticias internacionales, noticias malas, pero como cualquier país o ciudad del mundo también puede tener cosas muy buenas; tal es el caso del reciente esfuerzo de rescate del Centro Histórico de la capital San Salvador.

Tras varios meses de obras y gestiones entre empresa privada, instituciones municipales y de gobierno, ventas del sector informal y hasta colectivos de arte -por mencionar algunos actores - ha visto su realidad transformada como un oasis en medio de un desierto de caos e inseguridad de la ciudad de la postguerra civil, oasis que comprende unas cuantas manzanas donde se han recuperado plazas, edificios, el orden y limpieza con una intervención muy significativa a través de elementos urbanos como la peatonalización de calles, el cambio de materiales, sistemas de electricidad e iluminación, mobiliario urbano, etc.

Intervenciones urbanísticas de este tipo no son nada nuevo debajo del sol, otras ciudades en otras latitudes han transformado y rescatado sus Centros Históricos antes.  Lo cierto es que no hay una fórmula o receta para lograrlo pues cada lugar es diferente, y éste -como muchos-, debe ser un proceso constante donde se trate de involucrar siempre a los actores que conviven en la ciudad y a través de decisiones firmes se continúe expandiendo, comunicando, educando y recuperando territorio.

 “Sivar” está renaciendo

Hay toda una dinámica alrededor de la obra física ejecutada como nuevos comercios y servicios, agenda cultural de colectivos que usan el espacio público, agenda de entretenimiento y convivencia. Si bien es cierto este proceso ha vuelto a poner en valor la belleza escénica de la arquitectura en el Centro Histórico, del cual podríamos hablar mucho en términos de estilos de arquitectura e influencia de países como Francia, pero más que eso “Sivar” -como cariñosamente llamamos algunos salvadoreños al Centro- está volviendo a renacer en un espacio de convivencia -que siempre ha existido- pero que estaba olvidado por algunos sectores de la sociedad y ahora está siendo descubierto por generaciones más jóvenes que hoy día visitan el café que está de moda o suben en sus perfiles y redes sociales una foto de su experiencia dándole un nuevo sentido de pertenencia a la ciudad y poniendo en los ojos de un tercero -ya sea salvadoreño o extranjero- un destino por conocer.

Desde lugares donde puedes tomarte una buena taza de café o disfrutar de un postre a media tarde, hasta plazas donde los niños pueden jugar hasta las diez de la noche. El Centro Histórico de San Salvador se está abriendo paso en el turismo y tomando presencia en la oferta de turística.

En 2016, PAX# Genuine Tourism Advisors desarrolló el plan de mejora de la “Ruta Turística Centro Histórico”, resaltando no sólo lo antes mencionado; sino la posibilidad de ofrecer al visitante un conjunto de actividades de entretenimiento y cultura para garantizar que este esfuerzo sea sostenible. Aún existen actividades y monumentos que necesitan ponerse en valor, como por ejemplo; una visita al Palacio Nacional, que al día de hoy no abre los fines de semana o la cripta de San Romero y todas las historias que rodean su vida y muerte en el microcentro, ahora recuperado.

Dinámicas Urbanas

El Centro Histórico es nuestro punto de encuentro con el pasado, un catálogo arquitectónico con una colección de fracturas debido a la naturaleza telúrica que llevamos en nuestro ADN, que nos dejan por nombre “El valle de las hamacas”

La arquitectura y los espacios urbanos actuales, son los escenarios que utilizamos para desarrollar nuestra vida y el espacio futuro que queremos crear, para el goce de uno mismo y para legarlo a la nueva generación”

Dylan Magaña - Sivaresque

Es necesario hacer notar que el potencial turístico del Centro va más allá de generar afluencia de personas pues, las problemáticas que rodean este “oasis” trascienden a decisiones políticas y planeación territorial y es necesario complementar el refuerzo de otras dinámicas urbanas como densidad, mezcla de usos de suelo y el ordenamiento de las comunicaciones y flujos de circulación.

Lo bueno de este ejercicio, es que ya está en la mente de las autoridades e instituciones y ya se empezó a ver un cambio, el camino ha iniciado, muchos planes están trazados, la gente está ahí, el visitante extranjero ya lo está descubriendo, esperemos que más sectores se unan y aporten para que la dinámica continúe.

Desde Pax# estaremos pendientes en observar la evolución de Sivar.

Arq. Alfredo García

Associate Architect

  




Ver más noticias (+)
es
Pax# Advising
en